Gerenta General de SustrendLab: “Queremos transformarnos en la primera fábrica de Latinoamérica que entregue insumos de baterías para electromovilidad”

Gerenta General de SustrendLab: “Queremos transformarnos en la primera fábrica de Latinoamérica que entregue insumos de baterías para electromovilidad”

  • Bernardita Díaz contó sobre su experiencia en la industria del reciclaje y el importante aporte científico que genera la empresa a Chile. Además, explica cómo es ser mujer en un rubro mayoritariamente masculino.

SustrendLab es una empresa que entrega soluciones a la industria en materia de residuos que, en la actualidad, no tienen alternativas de revalorización. La compañía nació en 2021 de la consultora Sustrend, a raíz de la identificación de una necesidad u oportunidad en el mercado. Los profesionales que trabajaban en Sustrend, quienes en su mayoría tienen formación en el área de la innovación, se dieron cuenta al trabajar con el sector del neumático, de que se estaba generando un problema en el reciclaje, en la disposición del neumático fuera de uso.

A partir de ese descubrimiento, tomaron el desafío de hacer algo con este residuo desde el punto de vista de la consultoría, creando un laboratorio científico que permite desarrollar servicios de economía circular.

Sobre esto y otros temas, Bernardita Díaz, Gerenta General de SustrendLab, entregó su visión y experiencia.

¿Cómo fue transformarse en un laboratorio científico?

Ha sido muy provechoso, ha aportado, porque muchas veces ver un estudio es muy distinto a llevarlo a la práctica y observar si realmente es cierto lo que dice. Entonces nos ha dado mucha más certeza desde el punto de vista técnico para entregar soluciones reales.

También hemos tenido que incorporar dentro de nuestro equipo otras áreas científicas, como la química, el tema de los materiales. Tuvimos que contratar a otros profesionales que pudieran entregarnos otra mirada de lo que queríamos desarrollar.

¿Cuál es el aporte que hacen al país?

Yo creo que el aporte más significativo es que nosotros queremos dar, es no solamente transformar residuos en materia prima, sino que generar capacidades y desarrollo de competitividad en los mismos profesionales que hay acá en Chile. El hecho de que nosotros tengamos profesionales que hayan estudiado en Alemania en España y en otros países, también tiene que ver con un tema de retención de talentos. Además, llevar de la mano a Chile a no ser solo un país exportador de materia prima, sino que también ser un país que genere capacidad tecnológica y científica.

¿Qué tipo de residuos revalorizan en el laboratorio?

Nuestra especialidad son los residuos industriales, específicamente los que tienen que ver con el neumático. Sin embargo, hemos hecho asesorías para residuos de termoeléctricas, para plásticos, textiles y otros.

¿Cómo es su proceso de trabajo con los neumáticos?

El neumático fuera de uso se toma y se lleva a una planta de pirólisis para su valorización. El proceso de pirolisis consiste en una degradación térmica del neumático a temperaturas entre 400-500 ºC que permite obtener tres subproductos: Aceite pirólitico, acero y carbón black recuperado. Tanto el aceite como el acero tienen una salida al mercado bastante validada, sin embargo, el carbón black o negro de humo es un problema para las plantas de pirólisis ya que sus características técnicas no cumplen los requerimientos mínimos para poder ser comercializado, siendo considerado actualmente como un residuo de esta industria.

Es por esto, que hemos desarrollado una tecnología que permite transformar el carbón black en grafito, el cual posee un alto valor comercial, debido principalmente a su aplicación como ánodo en baterías de ion litio. Además de esta tecnología, nos encontramos validando otras aplicaciones para el carbon black, por ejemplo, como aditivo del plástico cumpliendo la función de pigmento negro o como carbón activado en filtros industriales.

¿Cuál es el aporte científico que realizan a Chile?

Es un poco descentralizar la ciencia, que no todo el conocimiento se concentre en la Región Metropolitana. Nosotros estamos en Valparaíso, es una región donde existen muchas universidades lo que nos ha permitido trabajar con profesionales provenientes de todas partes de Chile. Tenemos gente de la Universidad de Chile, la Universidad Santa María, la Universidad Adolfo Ibáñez y la Universidad Católica, entonces el poder generar esa sinergia en distintas casas madres que te forman, genera una amplitud de mente en donde la ciencia se vincula con otras habilidades que se les entrega en cada universidad.

La idea es ir también desarrollando científicos que tengan un poco de noción de negocios, que conozcan de habilidades sociales y no el científico que está estigmatizado como un ratón de laboratorio.

¿Cuál es su mayor éxito?

El proyecto más emblemático que tenemos es nuestro Start Up ciencia, que nos ha entregado mucha vitrina y gracias a esto nos han conocido no solo acá en Chile, sino que también en el extranjero. Creo que es el proyecto más importante que tenemos en términos de transformar un residuo en una gran materia prima y sobre todo porque es un residuo de la misma industria y al cual podemos darle un up grade y usarlo en la electromovilidad. Para mi eso es algo fuera de serie, impresionante, una real muestra de economía circular.

¿Qué obstáculos han tenido?

La innovación siempre conlleva obstáculos, no es algo fácil, tienes que lidiar día a día con el fracaso. Los obstáculos que más hemos tenido en el desarrollo de nuestro proyecto ha sido la pandemia, ya que las maquinas que hemos comprado, se han demorado mucho en llegar y esto ha hecho que se ralentice todo. Pensamos que a fin de año íbamos a cumplir un hito muy importante, pero no pudimos porque las máquinas recién llegaron. También encontrarte con desafíos en el camino. Si bien uno cree en una idea, muchas veces las ideas se van modificando o ajustando a lo que se va presentando en el camino.

¿Cuáles son sus próximos pasos en este 2022?

Ahora queremos poner el acelerador, para que podamos cumplir los hitos que teníamos pensados quizás en marzo. Queremos, si ese objetivo se cumple, empezar a participar en rondas de inversionistas de venture capital y la idea es poder transformarnos en la primera fábrica de Latinoamérica que entregue insumos de baterías para electromovilidad. En teoría, nosotros vamos a ser la primera empresa con una planta piloto que fabrica baterías, en Chile no se hace.

A modo personal ¿Cómo ha sido tu experiencia en el rubro del reciclaje?

Ha sido interesante, desafiante y también un continuo aprendizaje, porque a modo general, el mundo del reciclaje en Chile recién está comenzando. En el área del neumático es mucho más joven, sin embargo, para mi ha sido muy gratificador entender el mundo del reciclaje del neumático, he conocido muy buenas personas que me han ayudado. Si bien es un mundo muy liderado por el género masculino, creo que existe una apertura para las mujeres que quieran incorporarse.

El tema de la innovación y el desarrollo ha sido muy gratificante para mí. Tener un gran equipo detrás, que ha estimulado mi cerebro y me ha hecho una mejor profesional. Creo que ha pasado principalmente por la gente que me he encontrado en el camino en este rubro y además, con el equipo compuesto por profesionales jóvenes que tienen mucha hambre de conocimiento. Esto me ha estimulado y me ha hecho una mejor profesional.

¿Crees en general que en la industria del reciclaje faltan mujeres en cargos más altos?

Si, quizás en este periodo he visto muchas más mujeres en cargos de directorios, pero sin duda falta mucha representatividad del género. Creo que hay muchas mujeres capaces, pero también ceo que tienen que darse la oportunidad de pertenecer a este rubro, es importante entender el aporte de los distintos géneros, que quizás yo no puedo cargar un camión, pero saber hasta donde son tus límites, lo cual no quiere decir que no seas capaz de hacerlo.

Creo que es importante entender esas diferencias de roles y hasta donde puedo llegar. Lo digo porque yo estudié en una carrera con muchos hombres y no tengo problemas en siempre estar lidiando con este rubro que esta muy masculinizado. Nunca he sentido una diferencia por ser mujer, al contrario, cuando me conocen, luego me empiezan a ver como un par, pero creo hay que darse esa oportunidad.

¿Cómo ha sido su experiencia en ANIR? ¿Cuál es la importancia que le ves a pertenecer a una Asociación Gremial?

Nosotros habíamos trabajado con ANIR como consultores, entonces la conozco. La importancia de la ANIR es que se debe comprender en qué mercado y en qué contexto estas, irte actualizando de lo que está sucediendo en el rubro a nivel nacional, donde yo me estoy moviendo. Ayuda a ir teniendo conocimientos legales de normativas, es importante estar en una asociación para estar actualizado y saber lo que pasa en tu rubro.

Add your Comment