Greenplast: Líder en la valorización de los residuos plásticos

Cuando iniciaron sus operaciones, nunca se imaginaron que en menos de una década la empresa se convertiría en la principal planta de reciclaje de plástico rígido del país. Actualmente procesan en promedio de 800 toneladas al mes. En este sentido el aporte medioambiental es enorme, evitando cada año que más de 10 mil toneladas de plástico terminen en los vertederos y mares de Chile.

Greenplast (www.greenplast.cl) es una compañía dedicada al reciclaje y revalorización de desechos plásticos de Polietileno y Polipropileno. Inició sus operaciones en 2005 y actualmente procesa 800 toneladas mensuales, teniendo como objetivo alcanzar las mil toneladas para fines de 2021. Sin duda la empresa “es un actor esencial en un esquema de economía circular, permite la valorización de los residuos plásticos, su reciclaje y el desarrollo de materias primas, las cuales buscan brindar una verdadera solución a los requerimientos de cada uno de nuestros clientes”, destaca Reinaldo Duarte, gerente general de Greenplast.

El trabajo de la empresa está orientado a la calidad, certificando cada uno de sus productos para poder ofrecer material reciclado de la más alta calidad, lo que facilita la posterior operación. Esto ha llevado a la empresa posicionarse como el líder nacional en la producción de Polietileno y Polipropileno reciclados. “Nuestro negocio es comprar residuos y transformarlos en materias primas de altísima calidad”, afirma el gerente general, que lleva cinco años en la organización. Para obtener el material, cuentan con una red de más de 800 recicladores a lo largo de todo el país y trabajan todo tipo de plástico de Polietileno (PE) y Polipropileno (PP), como cajas, muebles, botellas, baldes, barreras camineras, tapas de botellas, mangueras, entre otros. Para procesar cada uno de estos plásticos, cuentan con tecnología de punta, que les ha permitido mejorar en sus procesos, llevándolos a ser galardonados con el reconocimiento a la Sustentabilidad por parte del Diario Financiero en 2013 y el premio a la innovación de ASIPLA en 2014.

Creada por Wenco el año 2005, hoy se ha convertido en la principal empresa de reciclaje de plástico rígido en Chile, gracias a las 800 toneladas promedio que procesa mensualmente. “La verdad es que los objetivos iniciales no han cambiado mucho, siempre tuvimos el propósito de ser la empresa líder en el mercado de los rígidos, apuntando a una altísima calidad, como sello de lo que hacemos a diario”, comenta Reinaldo Duarte.

Enfocada en la recuperación y manejo de residuos plásticos, le interesa entregar una solución óptima e integral a las exigencias y necesidades de sus clientes. Por eso, brinda una solución comercial al manejo de productos plásticos.

Manos a la obra

Todo el plástico que reciben es clasificado, triturado, lavado, depurado y pelletizado para su posterior venta. La cadena es simple: Los proveedores disponen del material plástico en desuso para reciclar, el plástico recibido es pesado en una romana de última generación que permite registrar con exactitud las compras realizadas y asegurar la máxima transparencia en la transacción; luego la empresa emite un informe digital de los kilos recibidos en un máximo de 48 horas, el cual es enviado a los clientes para su posterior facturación.

Como producto final del proceso de reciclaje, se obtiene pellets de distintos gramajes y colores en función de las necesidades del cliente. Esta materia prima se utiliza para fabricar un gran número de productos, los cuales cumplen con muy altos estándares de calidad.

Cuidando el medio ambiente unidos

Gran parte de los artículos que usamos diariamente, son fabricados con materiales plásticos,  de los cuales el 90% es reciclable. El reciclaje de plásticos es una práctica muy útil para reducir los desperdicios sólidos, tanto para la protección del medioambiente y la conservación de los recursos como para disminuir los costos asociados a su reducción. Pero para que esta industria sea eficiente se deben cumplir cuatro condiciones básicas: Recolección, Selección, Procesamiento y Mercado para el producto reciclado. En este último punto se encuentra “la principal falla de sistema: la falta de demanda de materiales reciclados. La mayoría quiere buscar un destino dónde enviar sus residuos, pero falta interés en querer utilizar estos materiales en sus nuevos productos”, comenta el gerente general de Greenplast. Según su percepción: “aún es difícil lograr que un cliente quiera cambiar de materia prima virgen a reciclada, ya que muchos tienen malas experiencias con esto (debido a la baja calidad), por lo que, volver a conquistar a ese potencial cliente con nuestros productos, toma mucho tiempo, ya que siempre será más fácil trabajar con material virgen”.

Aun así, la gestión de residuos de esta empresa es fundamental para evitar que cada año más de 10 mil toneladas de plástico terminen en vertederos y mares de Chile. Al recibir el material a reciclar, Greenplast entrega un certificado de uso final del producto, que garantiza la destrucción y reutilización de la materia prima adquirida en nuevos procesos de inyección de plásticos, cerrando el ciclo de reciclaje sustentable.

Para el gerente general, el mayor éxito de Greenplast ha sido “profesionalizar la industria del reciclado, fijando un alto estándar en la calidad de sus productos, instalaciones, todo esto liderado por un gran equipo humano”. Y además, menciona que el gran cambio se ha ido desarrollando en los últimos dos años en, con la creación e implementación de la Ley REP en Chile y con los compromisos de las grandes compañías a nivel mundial, los cuales sin duda marcan tendencia. “Como empresa vemos los desafíos futuros como oportunidades y entendemos que la industria va a tener que dar un salto importante para estar a la altura de los nuevos desafíos que presentara este nuevo escenario”, añade.

De ahí también se desprende la importancia de pertenecer a un gremio como la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR; www.anir.cl), “ha sido una buena experiencia, nos ha permitido un nivel de participación en la creación o modificación de políticas públicas, que, de manera individual, hubiera sido casi imposible conseguir. Esa es la relevancia de pertenecer a una asociación que se ha ido ganando un espacio importante como representante de los recicladores en Chile. En este sentido me gustaría destacar el trabajo del gerente general, Alejandro Navech, quien sin duda ha logrado representar de manera extraordinaria a cada uno de los socios”.

Dada la experiencia en ANIR, Reinaldo recomienda a otros actores del rubro unirse a la agrupación gremial. “Creo que el ser parte de un gremio, también es parte de la formalización y crecimiento de la industria, por lo que hago extensiva la invitación a todas las empresas que quieran ser un aporte en este nuevo desafío que nos toca vivir: Ley REP, Economía Circular, Ecodiseño, etc.”, concluye el ejecutivo.

Add your Comment