Recipar: Dedicación por el metal

Ubicada en el corazón de la Región del Maule, esta empresa dedicada a gestionar chatarra y diversos metales, en poco más de una década de funcionamiento, ya logra recuperar unas seis mil toneladas anuales de estos materiales.

Cada visita de un equipo de Recipar a una empresa agrícola, constructora, viña o industria les da la oportunidad no solo de retirar las chatarras y metales sino de reconvertirlos en materia prima para que otros puedan reutilizarlos.

Pero eso es solo una parte del trabajo que realiza esta empresa. A esto se suma la compra directa a público ya sean particulares, empresas y locales, de chatarra ferrosa (fierro, lata) y metales como acero inoxidable, aluminio, bronce y cobre. Es través de esta última modalidad que cubren cerca del 70% de su movimiento. La zona de cobertura de su labor comprende las ciudades situadas entre la Región de Valparaíso y del Bíobío.

Recipar, que abrió sus puertas en el año 2008, es una de las 40 empresas integrantes de la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (ANIR). Desde entonces se dedican fundamentalmente a la compra y venta de excedentes industriales y su principal aporte “es otorgar el correcto tratamiento a materiales que podrían perfectamente terminar en vertederos o bajo una mala disposición de no ser recuperados por nosotros. Hoy nos consideramos un eslabón clave dentro de la cadena de reciclaje y parte del proceso de economía circular que suena tan fuerte en estos días, aportando una cantidad aproximada de seis mil toneladas anuales de material recuperado”, comenta René Contreras, ejecutivo a cargo de la gestión de compra.

René se integró a esta empresa en el 2012 y durante este período ha sido testigo de su crecimiento y principales hitos, como incluir la exportación de metales el año 2017. En la actualidad, y dado su gran volumen de trabajo, operan en una planta propia de 15 mil metros cuadrados aproximadamente. Esto les permite un mayor espacio para destinar al acopio y comodidad en la gestión de compra y proceso de los materiales.

Innovación y crecimiento
En cuanto a las proyecciones el ejecutivo destaca que: “La industria está teniendo un ascenso sostenido, siempre de la mano consciente por el reciclaje, que cada día se arraiga más en las personas. En ese punto, la labor de cada reciclador es importante, y cada actor de la línea que forma el proceso es igualmente fundamental, ya que empresas como la nuestra se deben a las personas que realizan la recolección, desde las más pequeñas cantidades en la calle todos los días, hasta quienes tienen sus locales establecidos con diferentes volúmenes de movimiento e industrias. Todos generan un gran aporte al reciclaje, que se traduce sin duda, en un impacto positivo para el medioambiente”.

Además, destaca que durante el último tiempo uno de los principales objetivos de la empresa “ha estado basado en la implementación de mejor maquinaria dirigida al proceso de materiales para exportación. Uno de ellos es el aluminio UBC o lata de bebida, para lo que se invirtió en nueva maquinaria para el proceso de compactación y enfardado”.

Asimismo, el destino de la chatarra ferrosa es, por ejemplo, la fundición para la creación de nuevas piezas de acero, principalmente fierro de construcción y planchas. Y en el caso de los metales procesados una gran parte va a plantas de fundición para generar nuevos productos.

En relación a sus clientes, René detalla que “en el caso de chatarra, la mayoría se entrega en el mercado nacional, principalmente a AZA y Sudtrade. También trabajamos con Reciclados Industriales, todos socios de ANIR, o mediante la exportación del material a diferentes destinos del mundo”.

Miembro de ANIR
Recipar es uno de los socios recientes de ANIR y consideran que a pesar del poco tiempo que llevan, la Asociación ha generado un impacto positivo en la empresa. “Hemos visto una tremenda puerta de aprendizaje hacia diversos temas, sobre todo ambientales, que no manejábamos completamente”, aclara René. Destaca también que es una plataforma que les permite mantenerse actualizados en materia de las normativas en diferentes escenarios especialmente en relación a la actual crisis sanitaria.

Y es precisamente por el aporte que ha significado para ellos es que recomiendan a otras empresas del rubro sumarse al trabajo colaborativo y gremial que realiza ANIR: “Es una plataforma muy enriquecedora. En las diferentes mesas de trabajo veo el ánimo de aunar criterios que mejoren las condiciones de trabajo y el impacto de la industria del reciclaje en nuestro país”, concluye el ejecutivo.

Add your Comment